11 May 2007

De los efectos negativos que tiene el estudiar

Es malo trabajar. Tan malo que hasta pagan por hacerlo. Y metidos de pleno en esta aplastante realidad estamos los pobres y desgraciados estudiantes, que, para colmo, no tenemos ni siquiera la miserable compensación de un sueldo, esforzándonos tanto, si no más, que los adultos incorporados al sector laboral.

Ciertamente, hay que reconocer que las montañas de deberes con las que con solicitud nos obsequian a diario nuestros muy amados profesores son un buen método de mantenernos fuera de enmedio, encerrados en nuestro cuarto, que según Pascal es la manera de evitar las desgracias que ocurren en el mundo. No obstante, sería poco riguroso afirmar que la inestabilidad que vivimos es a causa de la falta de horas de encierro delante de libros de algunos sectores de la población mundial, precisamente. Además, es de menester tomar en cuenta algunos factores que nos afectan a nivel individual.

En primer lugar, cabe destacar que para estudiar es necesario permanecer sentado en una posición de una inercia notable. Esto provoca un sedentarismo que desemboca en problemas serios, como atrofias musculares, disminución de la capacidad cardiovascular y de la psicomotricidad… Además, el hecho de mantener una postura determinada durante un periodo prolongado de tiempo implica contracturas musculares, sobre todo dorsales, muy dolorosas, desviaciones de la columna vertebral…

A continuación, sería conveniente destacar las consecuencias de pasar mucho tiempo en un ambiente de interior. La falta de vitamina D, activada por la luz solar, es la culpable de la aparición de avitaminosis; en este caso, los síntomas, muy graves, incluyen la osteomalacia y la hipocalcemia, y esta última puede causar la muerte. Es de sentido común que mucho estudio puede ayudar a aprobar, pero también lo es que nadie necesita un aprobado si está criando malvas.

Dejando de lado consideraciones fisiológicas, destacaré las difíciles condiciones de presión psicológica y de exigencias extremas que padecemos los estudiantes. No sólo provocan éstas problemas de estrés y de agobio excesivos, sino que se añade otro componente: el de las reacciones intracefálicas que se llevan a cabo como consecuencia del mero hecho de pensar, que producen residuos de combustión, como monóxido y dióxido de carbono, que salen al exterior a través del órgano auditivo, y no sólo agravan la situación de calentamiento global y cambio climático, sino que también pueden llevar a un trastorno psicológico y el consecuente encierro de por vida. Y a nadie le hace falta un aprobado si está en un manicomio.

Visto esto, podemos concluir que hacer deberes y estudiar son, de lejos, las actividades más crueles, nocivas y perjudiciales que puede concebir la mente humana para los tristes, incomprendidos y explotados adolescentes.

5 comments:

LSEP said...

Una redacció per la Susana –encara no l'he entregada–, que ens va demanar un text argumentatiu sobre algun tema com l'avortament, la immigració o alguna cosa així. Com que en tinc poques ganes i de tota manera s'ha tornat a passar amb els deures, he decidit d'escriure això, que m'ha suposat una bona ocasió de riure sola al meu antre, de manera que sí que sembla que tant treballar m'afecta negativament…

Aquesta va dedicada a tots els meus companys de l'insti. :)

Deses // Carlos said...

Wow, Isep (Lara? uh), buena critica a Susana y sus montañas de deberes, a ver si con esto consigues que reduzca las dosis de delicioso deber...

En fin, muy buena redacción, a lo mejor muy exagerada, pero bueno. xD

LSEP said...

Jaja gracias. De hecho, esta redacción ES una exageración, pero me parece algo divertida. Como dices, a ver si pilla la indirecta. :D

Anonymous said...

"...esforzándonos tanto, si no más, que los adultos incorporados al sector laboral..."

Mare meva, encara no has viscut prou... D'aquí uns anys llegiràs això i et moriràs de riure.

Qui fóra estudiant!!!! *sigh*

LSEP said...

Apaaaaa! Sí que us ho preneu tot seriosament. Que no veus que això és 90% tonteria? Que no m'ho crec ni jo? Però igualment, tampoc no coneixes la Susana. Ara que d'alguna manera em trobi el blog i llegeixi això. Suspesa directament!